ESP | CAT
  Estem al Facebook  Estem al Twitter  Rss

Calefacción: 10 consejos para el ahorro energético

consejos_1

Uno de los puntos clave para lograr un buen ahorro energético en nuestra casa es el de la calefacción. Aplicando unos simples consejos y medidas de bajo coste y cuidando algunos detalles es posible disminuir nuestro gasto de energía por calefacción entre el 10% y el 40%.

 

 

Éstas son las sugerencias que recomienda el IDAE para poder ahorrar en calefacción:

 

1. En época invernal, regular la temperatura a 21ºC para lograr un nivel adecuado de confort dentro de la vivienda. 

 

2. Apagar la calefacción mientras se duerme, y encenderla nuevamente después de ventilar la casa (10 minutos es suficiente).

 

3. Se recomienda colocar válvulas termostáticas en los radiadores o termostatos programables. Son simples de instalar, con un precio accesible, y se traducen en un ahorro de entre un 8% y un 13% de energía.

 

4. Cuando la casa queda vacía unas horas, dejar la posición del termostato a 15ºC (en algunos modelos aparece como posición de "economía").

 

5. Es importante hacer un mantenimiento adecuado de las calderas. De esta forma funcionará óptimamente, logrando hasta un 15% de ahorro de energía. 

 

6.  Purgar el aire de los radiadores al menos una vez al año, antes de iniciar la época invernal. Estará limpio cuando deje de salir aire i sólo salga agua. Cuando los radiadores están sucios se debilita la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior.

 

7. No cubrir los radiadores ni colocar objetos al lado, ya que impide la correcta difusión del aire caliente. 

 

8. Para evitar pérdidas innecesarias de calor, cierre las persianas y cortinas durante la noche. En contrapartida, levante las persianas durante el día, para aprovechar tanto el calor como la luz solar. Cierre también el tiraje de la chimenea cuando ésta no se encuentre en uso.

 

9. Al construir o reformar una casa, colocar un buen aislamiento para los cerramientos al exterior. Se recomiendan las ventanas de doble cristal y carpinterías con rotura de puente térmico. Aunque la inversión inicial puede resultar más elevada, mensualmente logrará un ahorro importante de dinero al disminuir la pérdida de temperatura.

 

10. Compruebe si en las puertas y ventanas entran corrientes de aire. Una forma práctica de hacerlo es acercar una vela a la obertura (tiene que ser un día de bastante viento) y si la llama oscila quiere decir que hay una filtración. En estos sitios colocar silicona o masilla.

 

 

Fuente: IDAE